Muy buenas DecoBloggers, hoy os queremos presentar la nueva peluquería de Isabel Muñoz, con un nuevo concepto de salón de belleza, concepto que conseguimos con una decoración muy hogareña y creando espacios muy acogedores.

Para comenzar, la sala de espera ya no es como una sala de espera convencional. Creamos una pequeña sala de estar, en la que no te importaría esperar horas y horas, con un gran sillón mostaza de Ikea y un taburete de Casika, que rodean una pequeña mesita gris con patas de madera, enmarcado todo con una preciosa y original alfombra vinílica. Y cómo no, en una sala de estar no pueden faltar unos grandes y preciosos espejos de madera, en los que no querrás dejar de mirarte.

Para dar paso al salón tenemos una recepción diseñada por nosotras mismas. Este mueble tiene una estructura de madera, que juega con las alturas y grandes vanos, haciendo un diseño dinámico y ligero. Gracias a su diseño nos da mucho juego para colocar  pequeños elementos de decoración.

En la parte delantera del salón encontramos dos zonas de trabajo. La primera es la zona de maquillaje, en la que creamos un pequeño camerino, con su característico espejo de luces, su gran taburete y una pequeña cajonera, que nos sirve de apoyo.

Para la zona de tinte creamos un espacio totalmente pensado en la comodidad, ya que suele ser bastante el tiempo que dura ese proceso. Para llegar a nuestro objetivo colocamos un mesa redonda, con unas preciosas sillas, de diferentes colores y formas, aportando modernez al espacio. Gracias al punto de luz colocado solo para este rincón, y a la pequeña zona de café que se puede encontrar en el salón, puedes encontrarte tan cómoda con en tu propia casa.

La zona principal y la más importante, es la zona de corte, en la que logramos dar un toque totalmente distinguido y personalizado. Lo primero que llama la atención es que el puesto de trabajo esta en el centro del salón, con una imponente mesa, diseñada por nosotras, y creada por una estructura de hierro y una preciosa meseta de madera. Al estar en el centro la mesa tiene un cuidado diseño, en el que pudiéramos incluir los enchufes en la estructura y facilitar lo máximo posible el trabajo de las profesionales. Sobre ella podemos ver cuatro espejos colgantes circulares y cuatro puntos de luz, iluminando independientemente a cada clienta.

Al fondo del salón, tenemos la zona de manicura y el de lavado, separados entre ellos por un juego de alturas con tres escaleras de cuerda.

La zona de manicura, es una sencilla zona que creamos con una mesa que complementa con dos fantásticas sillas de diseño y una preciosa lampara de mesa. Como complemento y aportando almacenamiento, colocamos a diferentes alturas varias cajas de madera, dejando así un espacio perfecto.

¿Qué os a parecido nuestro nuevo concepto de salón de belleza?

Un saludo enorme de parte del Equipo M2 Al Detalle

info@m2aldetalle.com